Los Never Boring en gran desacuerdo durante la final de Gothenburg

  • 26/08/2017

Último capítulo de los Never Boring en este Campeonato de Europa celebrado en Gothenburg.

Pronto por la mañana nuestras opiniones ya eran contradictorias sobre quién tenía que subir al cajón más alto de la Kür. 5 nevers juntos, 3 contra 2 (usar la imaginación y sabréis los bandos).

Ganara la técnica, la perfección y la experiencia? O bien ganará la expresividad, explosión y juventud?

Los dos bandos lo tenían claro y explicaban y defendían su postura, con tono alto, indignación e incluso algún “pero que dices!?

Nos dirigíamos para ver a los chicos de U25 que eran los que inauguraban hoy la pista. Alexandra Barbançon hacia la kür de su hermana Morgan y nuestro querido PAINTED BLACK. Al son de tango entraba en pista y lograba hacer una prueba bastante limpia por la que que conseguían un 69%.

El penúltimo en entrar era Juan, el día anterior había logrado ganar la prueba, repetiría triunfo?? Estábamos seguros que lo haría…

Series a dos enlazadas al tranco, doble pirueta con una sola mano y bonitos trotes largos. Última parada, puño al cielo y el estadio se caía con aplausos, gritos y castañuelas.

Media hora escasa para comer antes que empezara la Gran Final. Hoy sólo 15 participantes, 3 grandes favoritos y una final de infarto.

Kasia Widalska, steward de muchos CDI en España, se estrenaba como Steward en un Campeonato de este calibre. Ella sabía que estamos ahí y en cuanto pudo, no dudó en venir a vernos y hacerse una foto con nosotros!

Severo no podía estar mejor, lo daba todo en ese cuadrilongo tan complicado para tantos caballos estos días. Trotes largos bonitos, buena puesta en mano y una de las mejores músicas de esta final.

Seguíamos viendo caballos y sin darnos cuenta entraba CASSIDY en pista y con eso sabíamos que la tensión de verdad empezaba. Miradas entre todos, respiración cortada en algunos y una prueba súper happy en todos los sentidos. Ponía el listo muy alto, 84.561 era la media otorgada por los jueces.

COSMO en pista y ahí empezaban nuestras disputas, “es el claro ganador” decía una, “por supuesto” la otra, “por mucha Isabell que sea, no puede superar esto…” y claro había el bando contrario, “no vendáis la piel del oso antes de cazarlo, que la reina es mucha reina“. A mediada que pasaba la prueba era perfecta, trotes largos de infarto, galopes perfectos y de repente ¡patatán!, se le escapaba la serie al tranco, ese fallo le podía costar el oro. Terminaba perfectamente al son de la música y el estadio estallaba en vítores y su cara no podía de más felicidad, tenía claro que se lo ponía muy difícil a su compañera de equipo.

Entraba la Queen mientras daban sus notas, 90.614 era la nota a batir si quería colgarse el tercer oro de esta semana. “Diossss que presión!!” decía una de sus defensoras, “es imposible, no lo hará!” decía una de las fans cósmicas.

Ahí iba ella, arrancaba con un passage made in Spain de escándalo, menos elasticidad, trotes largos mucho más sencillos, pero con una perfección de escándalo. Unos ya la veíamos ganadora, mucha prueba quedaba aún, podía fallar, aunque la yegua estaba tan con ella, con esa puesta en mano tan perfecta…

Parada, saludo y cara de satisfacción, pero a la vez seguro que de nervios por saber si el príncipe alemán la superaba.

Por supuesto la discusión era ya desbordada mientras esperábamos el veredicto del jurado. Porrr fin en la pantalla salía 90’982%, nueva campeona de Europa por centésimas! De los 7 jueces, 5 la veían ganadora y dos no…

Dos de nosotros saltábamos, gritábamos y celebramos la victoria como si nuestra hubiera sido, en medio de la alegría se oía: “no se entiende, no han sido suficiente valientes los jueces…” “Anda calla” decía una, “hoy por hoy, ella es la Reina!!!

Hasta aquí, nuestro viaje anual y ahora a preparar Carolina del Norte.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *